Síguenos en redes sociales y consulta nuestras noticias o publicaciones

EL TS CONFIRMA LA DECISIÓN DE MANTENER APARTADA DE SU MADRE A UNA MENOR VÍCTIMA DE VIOLENCIA


El Tribunal Supremo confirma la decisión de la Audiencia Provincial de dar por buena la decisión del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) de denegar el retorno con su madre de una menor víctima de violencia y de un "probable abuso sexual" que fue acogida por otra familia.
Según se relata en la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la Administración tuvo que actuar ante la situación de "desamparo" de la menor, que residía en una vivienda en condiciones de inhabitabilidad junto a una abuela, con una personalidad "ansiosa depresiva", en ausencia de su madre.
La sentencia de la Audiencia relataba que la madre de la menor había tenido con anterioridad dos hijos, de los que ya no tenía su guarda pues había tenido que actuar el Gobierno vasco por la situación de desamparo en que se encontraban.
Según la sentencia, la menor sufrió una "situación de violencia" y, según su indicadores psicológicos, de "probable abuso sexual", "careciendo", además, de la "necesaria asistencia moral" por parte de su madre.
Considera también probada la "escasa implicación" de la madre en la crianza y educación de la menor y señalaba que lo más beneficioso para la menor no era lo más beneficioso para ella.
El perito psicólogo "no aconsejó" la reintegración familiar de la menor, dado que se encuentra en situación de acogimiento familiar preadoptivo provisional, con una "evolución de la menor" positiva "en todos los aspectos".
Se señalaba que había desarrollado "vínculos afectivos" con sus acogedores, una evolución que se veía alterada "negativamente" por las visitas de la madre --hacia la que la menor siente "desapego"--, que afectaron a la alimentación y el sueño de la menor.
Esta sentencia de la Audiencia, dictada el pasado octubre y que avalaba la decisión del ICASS sobre la menor, fue recurrida ante el Supremo por la familia de la menor, que consideraba que no se estaba teniendo en cuenta el interés de la niña, abogando a favor de la reintegración familiar.
Señalaba que lo que pudo haber existido fue una "situación de riesgo, pero de desamparo" y además, negó que la menor no hubiera tenido el apoyo de su madre y la posible existencia de abusos sexuales.
El Supremo no ha admitido, sin embargo, el recurso de casación por "inexistencia de interés casacional" y por fallos en el escrito de reposición.